20,00 €

Comprar
Servando Bacelo miró la fachada de la casa y tuvo la sensación de que se había parado el tiempo. que podían estar en mil novecientos veinte y que él era su abuelo. Tenía la sensación de que el destino repetía una y otra vez la misma escena; dentro de cien años, pensó, alguien estará mirando como yo el ultramarinos y tendrá detrás la estatua del Marqués cagada por las palomas y también se preguntará por qué no cambia nada en la ciudad y por qué los que la habitan se parecen tanto a los que la habitaron. En el dos mil también habrá un Santalla que ponga su bota encima del alma de la ciudad y que no la deje respirar, y la muralla seguirá dividiendo los dos mundos, las dos vidas que se miran sin encontrarse , soñándose la una a la otra como si no existieran, y alguien como él ahora pensará que el tiempo se ha parado y que la ciudad ha sido condenada a no ver nunca el mar, porque el mar es un secreto indescifrable.

ISBN: 9788492644537